Foros ›
El Correo Papalegüense (edición online)
Foros de debate / Diarios de adestramento
Respostar ao tema

Autor
Mensaxe
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Xov, 19 Abr 2018, 21:51
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Día de estreno.

Por fin los charcos antediluvianos de estos últimos días se secaron, y el paseo del río estaba con una cara bien diferente. El lago Chad, el mar de Aral, la albufera de Valencia o el valle Mariner, bien podrían haberse utilizado, como fondo de croma, para ilustrar el escenario.

En estas condiciones saltaron pues a la pista las “kiprono”, cuyas sensaciones recién llegadas de mensajería, y por el pasillo de casa, no podían ser menos halagüeñas. Lo confieso, la posibilidad de tener que devolverlas a los corrales, ni aun empezando el paseíllo, me tenía en vilo. Pero, estos temores se han disipado, como ya digo, hoy, en cuanto les he desabrochado los arneses, y se han soltado a correr por el ancho campo.
No, me lo han demostrado con creces, no se pueden poner puertas a las “kiprono”.

Quizás lo más novedoso sea la poca amortiguación que tienen, y no el tan temido efecto pronador, del que, gracias a dios, no hubo noticias. Y ahora que lo pienso, nunca gasté unas así. La sensación “piel con piel”, parafraseando cierta mercadotecnia adulta afín a la telebasura, o más concretamente, “callos con asfalto”, me ha sorprendido gratamente. Aunque ya veremos qué pasa cuando este domingo hagan su debut en competición oficial.

En fin, nada más, que he salido muy contento de la prueba. Las kiprono se han confirmado como aptas para el consumo hamsteriano. Una alegría (de las que no abundan en el running veterano).




Si bien, su verdadero bautismo de fuego será en la carrera del 21, y nunca mejor dicho, lo del fuego, porque aquí, en Sparkland ya ha empezado a asomar la patita por debajo de la puerta el calor. Ese calor tan nuestro.

El Ciripolen, celoso de su abrupta pérdida de protagonismo, da hoy el “parte” del entreno de mala gana, y hasta añadiría que con cierto retintín…
6.20 kms en 39:41 (Te mataste).



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
400 Carreiras
4948 Mensaxes
CdA, Tomiño
Respostar citando Envío Xov, 19 Abr 2018, 22:05
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Cada gadget nuevo (reloj, zapatillas, camiseta de Grumpy Cat) te da para un novelón.

¿Qué carrera del 21 es ésa? ¿Este 21 en Teo? ¿Os 21 do Camiño? No coincidimos nunca.

Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones
Andrés61

Maratoniano
Maratoniano
25/08/12
0 Carreiras
1732 Mensaxes

Respostar citando Envío Ven, 20 Abr 2018, 6:42
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Vd sabe que la auténtica pruba de fuego para sus kiprono será nuestro reencuentro... Ya me tarda...
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Sáb, 21 Abr 2018, 8:58
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

DoctorSlump escribió:

¿Qué carrera del 21 es ésa? ¿Este 21 en Teo? ¿Os 21 do Camiño? No coincidimos nunca.

El 21 es un barrio de Sparkland que empieza en la intersección de Marina square con la quinta. Étnicamente hablando está compuesto en su mayoría de sparklandianos, y si no recuerdo mal nunca hubo colonias o asentamientos gatunos, así que no ha lugar hablar de tensiones archirrivalísticas, o por lo menos, hasta la fecha.

Había una posibilidad de coincidir en la carrera del trabajador de Tomiño, pero he visto cómo se han tirado de la moto con los precios, y la verdad, no entiendo cómo no se les abren las carnes a las confederaciones intersindicales y juntas de defensa del proletariado, la internacional obrera, la hoz y el martillo, la sección femenina, etcétera...
Contra a explotación do capital, organiza-te e luita!







Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Sáb, 21 Abr 2018, 9:11
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Andrés61 escribió:
Vd sabe que la auténtica pruba de fuego para sus kiprono será nuestro reencuentro... Ya me tarda...

Me temo muy en serio su amenaza de Vd., y pongo en marcha las medidas oportunas para afrontarla en la mejor de las disposiciones...

Como verá Vd. , al igual que la sra. Minducha, cando compre, eu tamén "poño medo"...



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Meigalicix

Super Veterano
Super Veterano
19/02/12
40 Carreiras
2513 Mensaxes
Vigo
Respostar citando Envío Lun, 23 Abr 2018, 17:05
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Eu que viña por aquí para saber como che fora na carreira do Vinteún, se acabaras como hámster ou lebre, gavilán o paloma, pero visto o visto, debeu sairche de águila imperial. Case lle pos respeto á señora Minducha ...
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Lun, 23 Abr 2018, 17:42
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Dícese en el fútbol que, a entrenador nuevo, victoria segura, pero su extrapolación al running, al menos desde mi siempre singular punto de vista, no parece funcionar: “Zapas nuevas , conejo seguro”.

Con ese mantra me disponía a atacar a una vieja conocida (no, cuidado, no soy yo el energúmeno de Algeciras que apaleó a una anciana para sustraerle el bolso): La carrera del Veintiuno.

Y aunque, en los minutos previos, posteriores al calentamiento, sonaban dentro de mi cabeza los acordes del himno hamsteriano, mentalmente también, silbado y abroncado por mí, me resultó muy difícil coger la concentración y el estado de ánimo necesarios, para empezar el Circuito Correndo*OU como es debido, es decir, con buen pie (o, quizás mejor dicho, con buenos “pieses”).

No. Nada de ello me ayudó en lo más mínimo. Por más que por ahí digan, esas gentes de verbo fácil, y fibroso pernil, que todo es mental, que una madre es capaz de levantar a pulso una hormigonera para sacar de debajo de las ruedas a su bebé. ¡Bobadas!

Resumiendo, poca historia que contar. Subir y bajar, así las tres veces, y volver con la frente marchita, como diría Gardel… Un marchitar, o una marcheta, que ni los “bravos” de los niños del público, por más que desgañitados, logran devolver a su ser. Forjarán tu destino, las piedras del camino.

Y es que esa cuesta endiablada de la Avenida de Santiago, en la que parece que todos vamos como reata de esclavos, amarrados de una cuerda, hacia las plantaciones de algodón, se las trae. Sí, señorita Escarlata.
En fin.

Un compañero de trabajo me relata hoy, de buena mañana, que en la tercera vuelta, y última, ya doblado y doblegado, ajado y ultrajado, me animó a voz en grito, incluso fervorosamente, pero… No tuve más remedio que confesarle que ahí ya iba zombi, y que como en las películas de remembranzas traumáticas, todos los sonidos me llegaban distorsionados, con “reverb”, y hasta alguna que otra risotada maléfica, acompañada de trueno.

La deformación del tiempo-espacio me llevó una vez más a la galaxia Hamster, muy lejos, a muchos parsecs de distancia, de mis objetivos tradicionales. Aquellos de los que me vanagloriaba en mis tiempos mozos.

Las “kiprono” iban a triunfar, se iban a estrenar con una “manita”, iban a ser de rompe y rasga… Papa-Léguas iba a salir en hombros, a abrir la puerta grande de las ventas online… ¡Paparruchas!

Puesto 251 de 463.
Tiempo 28:45

El poder de la mente.



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Dom, 29 Abr 2018, 17:44
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Día de sensaciones contradictorias ayer.

Llegamos matogrosso y yo a Santiago, y pocos minutos antes ya había comenzado a llover. Malas noticias para las kiprono, desde luego. Ya nunca más serán puras y virginales, pensé con paternal preocupación.

Pero bueno, la Santyago10k, no es una carrera cualquiera. Es una carrera de postín. Pasa por la universidad, se le ve que es de “posibles”, y acaba con pompa y boato a las puertas de una iglesia (catedral, para más señas), con toda la familia del running allí reunida en amor y compañía.

Esta vez no haríamos vídeo, correríamos los dos. Otros años no había salido muy bien la película, no se sabe muy bien si debido a la poca luz, a las pocas luces, o a una peligrosa combinación de ambas cosas.

Y nada más bajarnos del coche, empezamos a encontrarnos con foreros. Lihto y Pequeña Criatura, a menos distancia, muchísima menos, de la que suelen hallarse en el fragor de las carreras.

Saludamos a esta última, y en su rostro detecto cierta preocupación. Digamos que está como el día, con pocas ganas. Habrá que volver a enviar a nuestra camarada en misión secreta a Mallorca, a robar el microfilm de sus vacaciones a las parejas de jubilados teutones, que aquí se nos deprime.

Las bromas y chascarrillos corren como la pólvora, pero hay que coger los dorsales y el tiempo apremia. Afortunadamente, la gestión de su entrega por parte de los voluntarios, es de sobresaliente.

Seguimos pues, y tras un breve calentamiento, más breve de lo recomendable, nos dirigimos a la rampa de lanzamiento. El ambiente es espectacular. Música a tope, luces de colores girando enloquecidas, muchas pupilas dilatadas. Solo faltan las go-gós desconyuntándose a golpe de cadera, y una fetua a los calcetines blancos, para que la discoteca sea entera y vera.

Pero entonces viene la cuenta atrás, y con el bocinazo, se acaba eso de flipar en colorines. Es el momento de que rujan los motores.
Empiezo alegre, con energía, cuando nos comunican por megafonía que una inmensa mancha de aceite nos aguarda a pocos metros. Que vayamos con cuidado. Safety car. ¡Y un jamón safety car! Aquí todo el mundo sale subiéndose a los pianos como siempre.

Y entonces empieza a haber cuestas. Hacia arriba, hacia abajo, y hacia Cuenca. Hacen algo de pupa, sí, pero no hay daños estructurales de los que lamentarse, con lo que sigo adelante con todo el trapo desplegado.

En el cruce de aguas, donde la corriente de galgos, el jet stream, se encuentra con la más densa masa de trotones, es cuando las posiciones de carrera ya se empiezan a definir, y las archirrivalidades toman cuerpo.
Una pareja de grandullones, hombre y mujer, eso sí, bien torneados, me saludan con un hola serigrafiado en la espalda de su elástica, y decido corresponder a su buena educación, ofreciéndoles mi hospitalidad, cual señorita de compañía, durante los próximos kilómetros. También les ofrezco mi hostilidad competitiva con varios adelantamientos e interiores in extremis, aprovechándome, como es lógico, de mi mayor maniobrabilidad.
Es una lucha divertida, pero mi pierna derecha me envía un aviso. El sóleo me empieza a cantar como la rueda de un carro herrumbroso. Oh sóleo miiioooooooo!

Me veo obligado a correr menos verticalmente. A hacer más centrocampismo, como en los rondos de la Masía. Vaya por dios.
Yo quiero futbol inglés. Patadón, y a romperse los cuernos en el área.

Pero entonces el dolor remite. Y es cuando veo pasar a una chica que también lleva una leyenda en su espalda en varios idiomas. Sígueme, si puedes. Sígueme se podes. Follow me if you can, y así unos cuantos más…. Falta el asturianu, pero, en fin. Nadie es perfecto.

Y nada, allá vamos, me dije. Fútbol inglés. You’ll never walk alone.

Sin embargo su velocidad de crucero es muy superior a la mía, y para evitar males mayores la dejo marchar, y salirse con la suya.
No pierdo eso sí la esperanza, la verde esperanza, intraducible al esperanto, de atraparla más tarde.

Así que bueno, entre pitos y flautas ya estamos en la Alameda, y allí, no sé si por el suelo terroso, más favorable a mis condiciones, o por los efectos homeopáticos del botellín de agua, con una dilución a la milmillonésima de babas resecas, recupero mi vigor juvenil, y me lanzo de nuevo a la aventura del saber. Todavía queda mucha novela que leer en las espaldas sudorosas de la gente.

¡Cuánto se aprende en las carreras! Y eso para que luego digan que los runners, y sobre todo los maratonianos, lo que tenemos es “titulitis”.
Pasan unos momentos en que estoy falto de alimento para mi cerebro, y el fugaz paso por el parque toca a su fin. No me gusta correr con la mente en blanco. Necesito caña, sensaciones, soy un drogadicto de las emociones fuertes. Pero nos han dicho que cuidado con las rayas blancas, que se resbala.

Entonces el globo de los 50, con la barahúnda asociada, muy chillona y alborotada, me da alcance, y encuentro al fin una causa en mi vida por la que luchar. No dejaré que me rebase tan fatídica cifra sin presentar batalla, y así, pongo a toda máquina, con sonido de carraca y tilín final, a mi vetusto vapor.

Surcamos los mares con buen viento, no tanto así para el pobre matogrosso, que se ha dejado una pierna, y la yema de la otra, en los vericuetos del parque, y sin darme cuenta lo adelanto.
Más tarde me dirá que me vio exultante, cual delfín subido a la ola que el trasatlántico de los “Cincuenteros” provocaba. Saltando en la espuma de los rompientes, precediendo feliz y pizpireto a un monstruo de la ingeniería naval. Y en parte era cierto, pero también los kilómetros, y ya no te digo nada las millas náuticas, empezaban a pesar.

Las “kiprono”, de suela escasa, no están pensadas para el taconeo, el claqué en losa de granito, bañada en frío, de un trotón venido arriba, con lo que, con el inicio del callejeo en el casco viejo, sentí que mi poderío había irremisiblemente comenzado a menguar.

Tiro de honrilla y logro abrir hueco con el globo y su “rave” de autosugestión. Algunos runners caen en el intento, pero otros, que están vaciando ya sus cargadores hacia todo lo que se menea, y que no quieren dejar aplauso del público en pie, me obligan a buscar refugio en los exteriores de la trazada.

Es el kilómetro final, y ya nadie respeta a nadie. Me he metido en un avispero, pienso. Con lo bien que se iba en el globo, envuelto en el anonimato y la impunidad de la manada…

Pero no hay mal que cien años dure, y las torres de la catedral, deslizándose por entre los resquicios de la noche, asoman ya por fin sus fantasmagóricos capirotes. Gigantes atalayas desde las que nos contempla la historia, el correr de los tiempos, con poco menos que perplejidad.

La entrada en el Obradoiro es un caos controlado, a duras penas, de luces, zancadas a destiempo, humo de endorfinas y suspiros de alivio. Ya solo corre el sudor. A ambos lados, las vallas de emesports son un improvisado hospital de campaña, espinazos doblados, miembros retorcidos por el dolor, donde la propia infantería, lleva a cabo escalofriantes amputaciones de chips sin anestesia.

La guerra ha terminado y una columna de prisioneros nos dirigimos hacia las carpas de la organización, donde firmaremos nuestra rendición a cambio de una filloa caliente que llevarnos a la boca.

Es entonces cuando me encuentro con matogrosso, y me cuenta para mi sorpresa su via crucis personal, las penalidades por las que atravesó para seguir vivo en la competición. Tercera carrera, de siempre, en la que le gano. Esta vez, sin disparar un solo tiro.

Y con esas hacemos los honores y nos despedimos de Pequeña Criatura y su séquito, de la villa santiaguesa y sobre todo, cómo no, de sus monumentos. De los de piedra y de los que nos dejan de piedra. Una carrera ciertamente con un ambiente y un escenario difícilmente comparables a nada de lo que por aquí estamos acostumbrados.

La Santyago10k pues, no es menos historia ya, que la del pórtico del mestre Mateo, o los jardines de Fonseca. Si acaso no pasará a sus anales, pero eso, si se me permite, ya no es materia en la que yo desee profundizar. Al fin y al cabo, cada carrera es y deja de ser, a los dos o tres días, el mayor espectáculo del mundo, la más alta ocasión que vieron los siglos, los mejores juegos olímpicos de la historia, con una facilidad pasmosa.

Al menos de esta me llevo un merecidísimo reconocimiento de la curia compostelana, a los pies mismos de esta sede apostólica, santo y seña de la cristiandad, al haber sido ordenado “conejo” y concedida la potestad de “no” perdonar las lesiones ajenas.


Qué diablos, si lo único realmente importante es acabar la carrera con bien…



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Xov, 10 Mai 2018, 21:22
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Entreno de 7,35 kms.

Poquita cosa. La verdad es que estoy más vago que la chaqueta de un guardia. 48 min y 28 s. No hay conejo que 100 horas dure, ni cuerpo que lo resista. Y encima con Sparkland oliendo ya a humo, cual barbacoa vegana. Empezamos pronto.

Por si fuera poco matogrosso persiste en su lesión, y me pide, de buenas maneras, que le sustituya en los Xinzos.

En fin, en los próximos minutos, mientras recupero el resuello, decidiré si “paso a” o “paso de” inscribirme.

Ay. Lo que cuesta a veces despegar el culo de la silla...



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
PequeñaCriatura

Foreiro Senior
Foreiro Senior
28/10/12
0 Carreiras
881 Mensaxes
Ferrol
Respostar citando Envío Xov, 10 Mai 2018, 21:47
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Con un poco de retraso...últimamente llego así a todo, en fin. Disimulando

Santiago me gusta y no me gusta. Tanta piedra en invierno y/o lloviendo me deprime, me entristece, parece todo una negra sombra...

Con el cielo azul es otra cosa, pero sería mucho pedir para una nocturna.
Aún con todo lo oscuro y el miedo que llevaba a resbalar, de ahí mi preocupación, y terminar rodando en Padrón, las cuestas sí que eran bien visibles...siempre me pasa que me olvido de un año para otro, será por eso que dicen que el primero en olvidar es el más feliz.

Este año nos quedó pendiente la cenuqui, a ver si para la próxima...
Ya no falta nada para las kedadas de Neda...no digo más Guiño aunque espero que nos veamos antes.
Ánimo con esos entrenamientos Molón
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Dom, 13 Mai 2018, 11:57
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Día de bastante frío en Xinzo.

Aquí lo del 40 de mayo se lleva a rajatabla. Como te lo cuento.
O eso, o que tienen, por lo visto, un invierno de mejor calidad, como las patatas, y dura más.

Además, al llegar, unas cuantas gotas de lluvia nos sorprendieron, amenazando con llamar refuerzos. Es agua de mayo, pero nadie parecía entusiasmado con ello. Afortunadamente la cosa no fue a mayores.
Recogemos el dorsal, y un bonito buff de regalo, y empezamos el calentamiento, que ha de ser profuso.

La fórmula de las lesiones de Pollastre, es trending topic en mi cabeza. Pienso en ella pasionalmente, en su perfección, la miro de través, la pongo para arriba, la cuelgo hacia abajo. Una obra de arte.

Pero entiendo que le falta algo. Algo que toda fórmula de la física lleva siempre aparejada, el típico amigo acoplado de todas las pandillas, una presencia extraña, pero imprescindible, en este caso metida a cañón entre las variables: Una constante universal.

Sí, y esta es la constante "pirricológica" (representada por pi minúscula) π, que define una propiedad inmutable del runner, el ansia viva por ganar a quien sea, donde sea y cuando sea, por muy “matao” que se sea, y aunque uno se esté jugando la honrilla, como única presea.
Con estas ilusiones neuróticas me voy pues a la salida, que falta nada para empezar.

Y como siempre, sucede una estampida. El arranque es frenético, y a pesar de ver a mucho archirrival salir disparado, me veo obligado a frenarme. Frenadol forte quita los dolores.

No pasa nada, son diez largos kilómetros lo que hay por delante, de rectas largas y llanas. ¡Ancha es la Limia!

Son dos vueltas y en la primera contemporizo, para en la segunda ir pasando factura a todas esas archirrivalidades, que pese a no tener declaradas al fisco, o precisamente por eso, son las que me sostienen el “neghosio”.

Aquí, en la zona fan “Sparkland”, las archimanías son más aviesas, más cernícalas, más cejijuntas, y más a cara de perro, que por ahí adelante. Odios inconfesables a los ojos de Dios. Es culpa, creo yo, de la territorialidad, y es que somos un poco, para que negarlo, alimañas enjauladas. Alimañas vestidas con los ropajes y las sedas de oriente de la deportividad, de cara a la galería, eso sí.

Cada adelantamiento, en esta carrera de rectas infinitas a dos aguas, conos mediante, y pocas unidades, tanto infligido, como afligido, se vive con verdadero dramatismo. Se siente en el resuello propio, y ajeno, el hervor de la bilirrubina, cuando te miro y no me miras.

Y cada adelantamiento propinado, también es cierto, le impone a uno mismo una mayor carga de esfuerzo, hipotecándose en sufrimientos crecientes.

Pero toda agonía tiene un final, y en llegando a meta suelto lastre, y exhibo un “estilazso” de zancada galgo para la foto, las “kiprono” obligan, que para qué quieres más, Tomás.

Un polvorilla estoy hecho. Le calco la uña al Ciripolen, y aquí se acaba la película. Serie B total, y sin derecho a estatuilla.

Tiempo de 48:30. Puesto 135 de 183. Hamster, of course. Como era de esperar.
Y es que la ciencia del running tiene muy poca ciencia.






(Pido perdón, como James en el Bernabeu, Rezar por usar memes felinos)

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Ven, 18 Mai 2018, 16:25
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Entreno del miércoles (Posteado hoy, voy con retraso, retarded...)

5.94 kms en36:22.

Quien tenga tiempo para derrochar y largueza de ánimo, comprobará, gracias a una sencilla operación matemática, que son ritmos más vivos que los míos habituales.
No es casualidad. Ardo en deseos de salir de la zona hámster en la que me colocó la carrera de Xinzo.
Por ello, y aunque fui solo todo el rato, la sensación era la de llevar a mi lado al "corredor del frac", recordándome en cada zancada "lo mucho que debo" mejorar, si quiero salir de los números rojos.
La verdad es que acabé desquiciado, con el catarro que traía ya totalmente despendolado, y preguntándome qué hay de sensato, a mis años, en meterme estos tutes a pecho partido.

Afortunadamente al llegar a casa leí esta noticia en el periódico (abajo del todo), y me reconcilié con la estupidez humana, aunque sea solo de ver que no estamos solos en el universo.

Y es que este, tonto aprisa, lo es un rato.
O, si así se queda más tranquilo, "retarded".

elpais.com/internacion...66826.html

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Andrés61

Maratoniano
Maratoniano
25/08/12
0 Carreiras
1732 Mensaxes

Respostar citando Envío Ven, 18 Mai 2018, 18:40
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

America First Disimulando
No se preocupe Maestro. El efecto Cobrador del Frac no es nada con el que experimentará Vd cuando coincidamos en una Carrera.
Yo sabré motivarle....
Pollastre

Foreiro Senior
Foreiro Senior
10/01/14
12 Carreiras
411 Mensaxes
A Coruña
Respostar citando Envío Ven, 18 Mai 2018, 21:33
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Muy bien Papa-Leguas, muy bien. A Newton se le ocurrió su teoría cuando le cayó una manzana mientras hacía un picnic, a Arquímedes dándose un baño en la bañera, A mí la fórmula de la las lesiones corriendo por la ruta del Mero y a ti la constante universal circulando por las largas rectas de Xinzo. Nivelazo tenemos. Para que luego digan que la investigación y la ciencia están muy mal en España Aplauso
Dale ánimos de mi parte a Matogrosso para que se recupere pronto de lo que sea.
Papa-Léguas

Foreiro Veterano
Foreiro Veterano
14/10/11
0 Carreiras
1891 Mensaxes
Sparkland
Respostar citando Envío Lun, 28 Mai 2018, 18:05
Asunto: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Carrera del Couto, sábado 26.

Pocas carreras las he vivido con una sensación tan rara. A falta de 15 minutos para su comienzo aún estaba en casa, con las pupilas pegadas al monitor de tv, y ocasionalmente calentando por el pasillo. Y es que no es de recibo que una prueba del circuito Correndo *OU, coincida con una final de Champions Madrid-Liverpool.

Ya se lo decía yo a matogrosso: A ver quién nos despega luego de la tele si el duelo está emocionante. Y estábalo.

Entre el pitido final y el pistoletazo inicial, teníamos de hecho solo 5 minutos de margen. Y eso sin contar con lesionados, tiempo añadido, y espontáneos varios.

Rezábamos por un “penaldo”, cuando entonces se produjo su némesis, un golazo de Bale, que curiosamente hizo más pupa al portugués que al portero Karius (así se llamaba el mozo), pues de los tres goles que le colaron, fue el único que no requirió de su concurso y colaboración necesaria.

En ese momento supe que ya nos podíamos ir tranquilos al Couto, e ir apurando el calentamiento por el camino, pues un gol así, suma más de uno, y hace picadillo la moral del que se ve obligado a metabolizarlo.

Fue con el bochornoso tercero, como ya digo, cuando los jueces de la FGA, que grf€ᾷ‰xrt!! del todo no son, y habían demorado el acto, por fin llamaron a todas las ovejas descarriadas al redil, las cuales, mal que bien, pirateábamos, de reojillo, la señal del partido de los bares aledaños.

Si un desconocido te regala flores, eso es impulso, que decía aquel anuncio de la niñez...

Y claro, con la victoria merengue, se corre de otro sabor. Pecho erguido y mirada al frente. Pero pronto, a la mitad de la segunda vuelta, y con el sonido de la sirena de la moto que abre la prueba, me di cuenta de que la cosa no funcionaba, y un tropel de galgos me empezó a doblar sin importar ni las copas blancas, ni el copón bendito.

Había que volver al running de siempre, de pico y pala, y pocas alegrías. Y para frenar la sangría tuve la suerte de poder agarrarme al ritmo de un viejo conocido, el incombustible Montxo, al que últimamente, vaya usted a saber por qué, se lo puede encontrar uno casi por cualquier lado.

Así, parasitando ritmo ajeno, cubrí la segunda mitad de la carrera, hasta que en los últimos compases decidí apretar un poco e irme por peteneras.

Conocedor de la carrera guardé fuerzas para la empinada cuesta de la recta final, pero una vez en ella, de poco sirvió. En los últimos metros, que realicé en solitario, miré un par de veces para atrás, vi que no venía nadie y me confié. Si acaso percibí lejanamente al susodicho coequipier de los Grumpy Cats, y avizorándolo allá en Lima, pensé: No será capaz de jugarse el soponcio en un esprint salvaje, en esta meta del Couto, que está pensada a mala idea para las urgencias cardíacas... (?)

Pues me equivoqué. Sobre el mismo pito de las alfombras, pito, pito, gorgorito, donde vas tú tan bonito, me rebasó, dejándome con un palmo de narices, y aguándome la fiesta de Kiev en suelo sparklandiano.

Y eso fue-fue todo, amigos, como diría Porky.

Tiiempo 28:46, 6.1 kms.
Puesto 202 de 351
Decimotercera Copa de Europa del Madrid, y decimocuarto hámster del menda en lo que va de temporada.



Fue bonito estar en los Grumpy Cats...

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.





Podes publicar novos temas
Non podes responder a temas
Non podes editar as túas mensaxes
Non podes borrar as túas mensaxes
Non podes votar nas enquisas
Non podes adxuntar arquivos
Non podes descargar arquivos